Los Libros Sapienciales (en Hebreo son parte de Los Ketuvim: Salmos, Proverbios, Job, Cantar de los Cantares, Rut, Lamentaciones, Eclesiastés, Esther, Daniel, Esdras-Nehemías y Crónicas.); Se trata de una nueva forma de elaborar las enseñanzas con una estética muy desarrollada y un estilo particular; es por ello que la mejor manera de definirlos sería diciendo que se trata de poemas didácticos o de enseñanzas poéticas.


Esta materia desarrolla el estudio de los libros conocidos como Profetas Menores. Los profetas menores forman una clase aparte en el contexto histórico del antiguo cercano oriente. Ningún otro país ha contado con personas que puedan comparárseles a sus escritos.

Los profetas eran hombres de especial grandeza, varones de coraje, guías que marcaban la pauta de lo que debía ser una creencia ortodoxa y correcta conducta a un pueblo que continuamente se apartaba de la Ley de Dios. No olvidemos que estos siervos de Dios predican y escriben en el contexto de la vigencia del Pacto Mosaico (835aC – 435aC).